Primara

La frustación orientaciones para familiares

La frustración se manifiesta cuando no logramos un objetivo, cuando las cosas no nos  salen como nos gustaría. Es un sentimiento desagradable y de intensidad variable: cuanto mayor es el esfuerzo que dedicamos a conseguir un objetivo, mayor es también la frus­tración que sentimos si no lo logramos. Experimentar frustración es natural y necesario para el crecimiento personal porque nos ayuda a ser conscientes de las cosas, a replantearnos nuestros objetivos y a conocer nuestras capacidades. La sufrimos desde que nacemos y nos acompaña durante toda la vida. Lo que sí evoluciona a lo largo de los años es el nivel de tolerancia a la frustración.
Es necesario aprender a tolerarla y a gestionar las respuestas emocionales que este sentimiento puede generar:ira(rabia, irritación, cólera, enfado, etc.) y decepción (tristeza,desánimo, angustia, desmotivación, etc.).
Tener poca tolerancia a la frustración puede provocar respuestas verbales o físicas agresivas (hacia los compañeros o los objetos) como reacción para encubrir el malestar.

(Texto de

FAROS, Observatorio de salud de la infancia y la adolescencia
Hospital Sant Joan de Déu)

orientaciones para familiares y educadores en pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s